LA BROMA QUE UN DÍA LE HIZO SU NOVIA A ELVIS PRESLEY
Estando en la casa de los padres de Linda Thompson, su novia, esta le dijo a Elvis que salieran a comer una hamburguesa sin guardaespaldas ni seguridad. El cantante y actor decidió darle en el gusto y entraron a un local que él consideró adecuado porque había poca gente.

Estaban comiendo y conversando cuando un cliente lo vió, se acercó a él y le dijo: “estoy harto de los hombres que se visten como Elvis Presley. Elvis solo hay uno”.

Presley sorprendido porque no lo reconociera le dijo: “señor, yo soy Elvis”, a lo que el señor contestó: “tú no puedes ser Elvis. Él jamás comería en un McDonald's”.

Cuando, ya perdiendo la paciencia, el rey del rock and roll le pidió ayuda a su novia diciéndole: “Linda, por favor, dile que de verdad soy yo, ella le respondió: “corta la broma ya, George”…

El cantante estuvo varios días enojado... y mientras su novia más se reía, él más se enojaba ...

 

 
 

Volver a portada ...