UNA ANÉCDOTA DEL RECORDADO KIRK DOUGLAS

Al comienzo de su carrera un famoso actor de la época, Errol Flynn, y su mujer Pat Wymore, lo invitaron a comer a un restaurant carísimo de Hollywood y Douglas se sintió muy halagado con la invitación.

Comieron los mejores platos y bebieron los mejores vinos.

Luego de compartir durante un par de horas el famoso Errol Flynn solicitó la cuenta que era bastante elevada.

Cuando el garzón la entregó, Flynn se la pasó a Kirk Douglas y con su mejor voz le dijo: "Kirk, no quiero privarte del honor de ser el anfitrión de esta velada"

A Douglas apenas le alcanzó para pagar y no se podía recuperar de la sorpresa y el susto ... El actor de "Espartaco" siempre recordó y comentó ese momento...

 
 
Volver a portada ...